Situaciones Embarazosas

Podría escribir un libro entero sobre mis situaciones embarazosas en México.  Soy el tipo de persona que siempre está diciendo y haciendo cosas tontas.

Había la vez que caminaba con otros dos amigos en la playa en noche y trastabillé en la línea de pescar de un mexicano viejo.  Para empeorar el problema, empecé de gritar en voz alta, “¿Qué está tocándome?” Cuando mi amigo hizo una señal al hombre, estaba mortificada.

DSCN1968 - Copy

Había la vez cuando apenas me había mudado con mi familia mexicana y me encontré encerrada en mi cuarto porque no había entendido cuando mi madre me explicó cómo funcionó la puerta.  Tuve que tocar la puerta por diez minutos para que alguien pudiera rescatarme.

DSCN1636

Pero cuando pienso en estos recueros incómodos, hay uno en particular que es el primero que viene a mi mente.

Había un día con mucho sol.  Hacía calor intolerable.  En la escuela y en mi casa, no había aire acondicionado.  Por eso, cada vez que no podemos soportar el calor, Theresa y yo iríamos al cine para refrescarnos.  Los cines en Mérida son muy buenos.  En los cines, puedes comprar boletos normales o puedes comprar “VIP.”  En la sala de VIP, hay sillones reclinables como “lazy boy chairs,” y un botón que puedes tocar para recibir más bebida o comida.  Es muy cómodo y ¡estos boletos son más baratos que los cines de los estados unidos!   ¡Claro, compramos boletos de VIP frecuentemente!

Cuando fuimos al cine este día, íabamos a ver “Oz todo poderoso.”  Un amigo (quien le cae bien a Theresa más que yo) decidió ir con nosotros, pero cuando compré los boletos de Theresa y yo, tuve que elegir nuestros sillones, y por accidente, se me olvidé de él y elegí dos sillones que no estaban cerca a ningún otro sillón abierto.  Me sentí mal pero de todos modos, no puedes hablar en el cine así que no me importaba mucho.

Enseguida, fuimos a comprar las palomitas.  Cuando has estado muy lejos de tu país por mucho tiempo, algo tan simple como palomitas puede ser un regalo de los cielos.  Cuando el trabajador nos dio las palomitas, encontramos una bomba de mantequilla.  Queríamos que las palomitas parecieran a los del estados unidos, así que lo ensopamos en mantequilla.  No dejamos hasta todo el caja estaban lubricada.

Después, nos sentamos.  Theresa miró a nuestro amigo soltero, y viendo dos sillones abiertos a su lado, me dijo,”Si nadie se siente en aquellos sillones cuando empieza la película, debemos sentarnos allí.”

“Bien,” respondí, porque de verás todavía me sentía un poco mal.

Pues, nadie vino.  Entonces, llevamos nuestra caja de palomitas a su dirección.  De atrás, traté de poner la caja en el brazo del sillón, pero cuando lo solté, se cayó en el asiento.  Mortificada (y con Theresa se riendo), lo recogimos cada trozo.  Después el sillón estaba cubierto en mantequilla pero por suerte, había otro sillón abierto a su lado.

Entonces, todos nosotros nos sentábamos y comíamos las palomitas sucias.  Un minuto después, la película empezó pero la situación embarazosa no terminó allí.

En los primeros minutes de la película, un hombre y su mujer enteraron en la sala y pararon en el pasillo al lado de nuestros sillones.  Miraron a sus boletos y a los números de los sillones, y tenían caras confusas.  Nos dimos cuenta de nos estábamos sentando en sus asientos.  Theresa se levantó para explicar la situación pero después de verla levantar, la pareja pensó que todo estaba bien y fueron a sentarse en el asiento de Theresa y ¡el asiento cubierto en mantequilla!

Theresa sentía pánico, pero no podía decir nada.  Ella me miró y dijo, “help me! (Ayúdame).”

Dije (en susurro porque ¡ya había empezado la película!) ”Perdón, este asiento está sucio… ustedes no quieren sentarse allí.”  Después de mucha confusión, hice una señal a los primeros dos sillones de Theresa y yo y dije, “Aquellos asientos están abiertos.”  Ellos se sentaron en nuestros sillones y todos nosotros vimos la película, pero si preguntas a Theresa, ella diría que no podía disfrutar la película mucho porque por la primera hora, todavía estaba tratando de reprimir la situación incómoda.  Después salimos tan rápido como posibles.

Theresa y yo tuvimos muchos recuerdos así.  En facto, tenemos que enseñar nuestro amigo mexicano qué significa la palabra inglés “awkward” porque no hay una buena palabra en español.  Dijimos que es una situación muy incómoda y después de dar nuestros ejemplos, nuestro amigo aprendió rápidamente el significado de la palabra y empezó de usarlo.

En el momento, nadie le gustan situaciones embarazosas, pero cuando reflexionas en lo que pasó, hay que reír y dar gracias por los recuerdos.

About these ads

6 thoughts on “Situaciones Embarazosas

  1. Siento como es normal a tener muchos momentos embarazosos cuando estás en un lugar extranjero. ¿Cómo les reaccionaron a las personas que estaban contigo durante estos momentos? ¿Fueron muy incómodo?

    • Cuando mis amigos conmigo eran involucrados en la situación, se sentían incomodos también, pero cuando era sólo yo siendo tonta, ellos pensaron que la situación fue muy cómica. La mayoría de la gente estaba comprensiva pero muchas veces otros se rieron de mí cuando hice errores hablando. En el principio, me molestó, pero eventualmente aprendí reírme a mí misma también. Hay que tener un buen sentido del humor cuando estás aprendiendo otra lengua.

  2. toricocinera says:

    Jaja el cuento sobre la puerta. Creo que las puertas en otros países son muy raras y difíciles para abrir, tuve el mismo problema en España. Creo que tu tiempo en México estaba tan divertido. Las memorias que están “awkward” son las mejores memorias. Qué palabra usas para awkward?

    • ¡Sí! Las puertas son muy raras. Theresa y yo le preguntamos a nuestro profesor de español en Mérida y él nos dijo que no hay una buena traducción. Lo más cerca es “una situación incómoda.” En el principio, la falta de la palabra “awkward” nos molestó mucho porque ¡la usamos muchísimo!

  3. theresadiggs says:

    No quería parar usando la palabra “awkward”, así que les ensene a mis amigos allí. Me alegro que ellos entienden rápidamente y cuando hablamos la usaron.
    No puedo olvidar ningunos de esos recuerdos. Estaba allí contigo por muchos, pero no estoy segura que el problema fue que estabas un extranjero. Porque todavía cuando estamos juntos situaciones así pasaron.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s